Mata pide plata.

” Por eso no tienes excusa alguna cuando juzgas a otros, pues cuando lo haces, te condenas a ti mismo, ya que cometes los mismos actos que ellos. Y sabemos que Dios, en su verdad, castigará a cualquiera que actúe de esa forma. ¿Acaso crees que Dios juzgará y condenará a los demás y te perdonará a ti que haces las mismas cosas?”

Romanos 2:1-3/NBD.

Alguien dijo que “cae más pronto un hablador que un cojo”, y en cuanto a dinero hablamos, ahora resulta que el autodenominado “Siervo escogido del Dios todopoderoso desde el vientre de su madre”, está solicitando dinero por predicar, dice él, la Palabra de Dios. Pero, ¿por qué es esto algo notable? ¿Acaso no tienen derecho los predicadores a vivir del evangelio? Sin duda que sí, pues así lo dijo Pablo en su primera carta a los corintios, capítulo 9, versículo 14. De hecho, Pablo dice que ese derecho es algo que “ordenó el Señor”. Por tanto, todo predicador del evangelio tiene derecho, y obra de manera legítima delante de Dios al vivir de su obra como evangelista. No obstante, ¿qué decía el detractor y falso maestro Fernando Mata, sobre recibir dinero por predicar? En varias ocasiones dijo que era algo inmoral, que era algo incorrecto, que se pidiese dinero por predicar la Palabra de Dios. No fueron pocos los que le dieron “like” a sus memes y discursos relativos al tema. Pero, eso fue más allá de solamente decir que no era correcto, sino que aún se atrevió a criticar y a juzgar como delincuentes a quienes, por predicar la Palabra de Dios, reciben dinero. Él dijo que la Palabra de Dios no se vende. Que no se debe cobrar por impartir clases bíblicas, que no se debe recibir dinero por dicho oficio. Es más, su discurso fue tan lejos, que incluso se comprometió ante todo mundo, que él jamás recibiría un centavo por enseñar la Palabra de Dios. Pero, para que no quede solamente en dichos, vamos a escucharlo de la propia boca del detractor y falso maestro Fernando Mata. He aquí lo que él mismo declaró no hace mucho tiempo.

 “El hermano Fernando Mata jamás usará las enseñanzas bíblicas para ganar dinero”

Es interesante que él diga, “jamás”, lo cual significa que “nunca”, bajo ninguna circunstancia, dice él, “usará las enseñanzas bíblicas para ganar dinero”. Entonces, según esta declaración, el detractor y falso maestro Fernando Mata, no puede ganar dinero con sus videos, por ser enseñanzas bíblicas, y por la misma razón, se supone, no puede hacerse de dinero por conferencias, cursos, libros, sermones, etc. Sin embargo, del dicho al hecho, hay mucho trecho, ¿verdad? Pues resulta que ahora el detractor y falso maestro Fernando Mata, quiere ganar dinero con la enseñanza bíblica. Mire usted lo que dice en su grupo sectario ahora denominado, “Estudios Bíblicos Iglesia de Cristo”.

Es interesante notar que, según el detractor y falso maestro Fernando Mata, dejará una actividad con la que obtenía ingresos económicos, para ahora, dice él, dedicarse a otra actividad, y así, obtener los ingresos que con la actividad laboral abandonada ganaba. Es muy importante, estimado lector, que usted note que, para el detractor, “las cosas de Dios… su obra y la enseñanza de su Palabra”, es una fuente de ingresos. De ahí que deja una fuente, para tener otra. Antes obtenía ingresos “cantando y tocando” con su guitarra, lo cual es un trabajo legítimo, pero ahora, dice él, obtendrá ingresos con “las cosas de Dios”. Esto, desde luego, es una incongruencia enorme. Él había dicho que ganar dinero con las cosas de Dios es pecado. Que la enseñanza de la Palabra de Dios debe llevarse a cabo de manera gratuita, sin recibir un solo centavo por ello. Y así, bajo dichas ideas, dijo que “jamás” usaría “la enseñanza de la Palabra de Dios para ganar dinero”

Luego viene el truco religioso y psicológico (pues ahora ya sabemos para qué se educó en eso, ¿verdad?), pues dice que le darán dinero dado que “Dios dispondrá el corazón de los hermanos e iglesias de Cristo”. ¿Notó el truco? Si hay “hermanos” e “iglesias de Cristo” que no le dan dinero, entonces es porque no tienen corazón manso a la disposición de Dios, sobre todo si tienen la posibilidad de darle dinero. ¿Cuántos caerán en el truco?

Él quiere enseñar “más allá de la iglesia local”, y lo está haciendo a través de una institución sectaria que él mismo denominó, Estudios Bíblicos Iglesia de Cristo”. ¿Cuántos participarán en ese sectarismo? El detractor ahora expone estudios bíblicos a nombre de una secta denominada “Iglesia de Cristo” (sic). Por un lado, despotricó contra quienes reciben dinero por predicar, o por vender cursos bíblicos, o por vender libros de estudios bíblicos, y ahora aquí lo tenemos con la mano extendida para recibir dinero por enseñar la Biblia. Por otro lado, ha mandado a los infiernos a los liberales por sus instituciones, pero él mismo no tiene empacho en enseñar “más allá de la iglesia local” por medio de una institución creada por él mismo, y nombrada como “Estudios Bíblicos Iglesia de Cristo”. ¿Qué le parece? Sin duda alguna este individuo es un completo sinvergüenza. Es cierto que Felipe, Pablo y otros hombres de Dios enseñaron más allá de la iglesia local, pero también es cierto que jamás erigieron una institución y menos a nombre de una secta llamada “Iglesia de Cristo” (sic). En otra publicación dice:

¿Puede o no puede? Pide dinero, dice el detractor y falso maestro Fernando Mata, “para poder seguir dedicando mi tiempo a crear esta clase de contenido bíblico”. Que conste, ahora nos viene a decir que si no le dan dinero, entonces ya no podrá dedicar su tiempo para seguir creando esta clase de contenido. Por tanto, si sus fanáticos quieren el contenido que él produce, ¡entonces hay que pagar por él! Si no pagan, ¡Ya no hay contenido! Es increíble que por un lado de la boca diga que es pecado que se vendan cursos bíblicos, y por el otro lado de la boca esté pidiendo dinero para poder producir sus clases bíblicas. Esto no es otra cosa que pura hipocresía.

Ahora, no se confunda, yo no estoy en contra de que los predicadores vivan del evangelio que predican, recibiendo salario por ello. Tampoco estoy en contra que los predicadores vendan cursos bíblicos, libros, Biblias, etc. El problema es que el detractor dijo que era pecado “vender la Palabra de Dios”, y que era pecado que el predicador obtenga ingresos por vender cursos bíblicos, y además, dijo que “jamás” usaría las enseñanzas bíblicas para obtener dinero. Jamás, es nunca. Por tanto, el detractor y falso maestro se condena a sí mismo, a menos que se arrepienta y pida perdón a todos los predicadores que condenó en sus delirantes discursos de sus redes sociales por obtener dinero con la predicación del evangelio.

Ahora bien, ¿en qué van a participar aquellos que le den dinero al detractor y falso maestro Fernando Mata? Van a participar en sus mentiras, sus inmoralidades y su falsa doctrina. Recuerde que Fernando Mata es un falso maestro, y que, por su propio juicio, no es salvo, no es miembro del cuerpo de Cristo, no es cristiano. Si usted participa con él, dándole dinero para su obra perversa, usted también será culpable por los pecados del detractor y falso maestro Fernando Mata, mismos que en este blog hemos expuesto con lujo de detalles y con evidencias claramente verificables. ¿Expondrá su alma al infierno, al dar dinero al detractor y falso maestro? ¿Participará en su hipocresía?

Lo que debería hacer el detractor y falso maestro Fernando Mata, es ser congruente con su discurso, poniéndose a trabajar, sea tocando la guitarra, sea de guardia de seguridad, o sea de “psicólogo”, en lugar de estar haciendo el ridículo, pidiendo dinero por los videos que publica en sus redes sociales. Recuerde, fue él quien comenzó su campaña de atacar a quienes reciben ingresos por su obra de enseñanza bíblica; ahora que no se queje por esta defensa nuestra, sino que actúe en consecuencia. ¿Lo hará? Ya lo veremos.

________________________

Apéndice.

Véase: ¿Es pecado que un cristiano ofrezca en venta material que ha producido sobre algún tema bíblico? (Video).

Deja una respuesta